Los mercadillos navideños de Barcelona

En Barcelona hay principalmente dos mercadillos navideños: la Fira de Santa Llúcia y la Fira de la Sagrada Familia.

La Fira de Santa Llúcia es el mercadillo navideño más antiguo de Barcelona y se viene celebrando desde 1786 delante de la catedral, en la Pl. de la Seu. La Fira de Santa Llucia suele contar siempre con unas 200 paradas con una gran variedad de productos enfocados a la época navideña.

Las paradas de la Fira de Santa Llúcia están organizadas en cuatro sectores principales: los pesebres y figuras, con todo lo necesario para preparar el pesebre y decorar la casa; el verde, con árboles de navidad naturales o artificiales, flores, tiones, etc.; el sector artesanía con todo tipo de productos artesanales y complementos para regalar como ropa o joyas, y el sector musical con panderetas y demás instrumentos típicos de la época navideña.

Mercadillo navideño Fira de Santa Llúcia

Para los habitantes de Barcelona, ir a pasear por la Fira de Santa Llúcia forma parte de las tradiciones típicas de esta época. Y si la Fira de Santa Llúcia nos queda lejos, también está la Fira de la Sagrada Familia que aunque es un poco más pequeña, cuenta con la misma variedad de productos.

La Fira de Santa Llúcia se mantiene hasta el 23 de diciembre, y la acompañan actividades relacionadas con las costumbres navideñas. Podéis encontrar más información en su página web.